Trading

Ofrecemos acceso a una amplia gama de instrumentos y mercados que pueden negociarse en cualquiera de nuestras cuentas. Conocer más.

Plataformas

BlackBull Markets te ofrece el MetaTrader 4, reconocido mundialmente. Descárgalo en la plataforma que prefieras. Conocer más.
Servidores Virtuales Privados
Oferta VPSServidores NYCBeeksFX
Información Adicional
Trading FIX APIAutochartist

Sobre Nosotros

Con sede en Auckland, Nueva Zelanda, brindamos una experiencia de trading institucional al mercado minorista.

Atención al Cliente

¿Tienes alguna pregunta para nosotros? Consulta nuestras preguntas frecuentes (FAQ), no dude en enviarnos un correo electrónico o iniciar un chat en vivo y alguien de nuestro equipo le asistirá.

La economía de la Copa Mundial de la FIFA

FIFA

Dentro de unos meses, miles de millones de personas estarán pegadas a sus televisores para ver la Copa Mundial de la FIFA 2022 que se celebrará en Qatar. Cada cuatro años, el organismo rector del fútbol mundial reúne a equipos de más de 30 países para celebrar el mayor acontecimiento deportivo del mundo, que reporta miles de millones de dólares en ingresos y otros beneficios económicos (puestos de trabajo y turismo) a las naciones anfitrionas y a la propia FIFA.

Beneficios económicos para los países anfitriones

En cada Copa del Mundo, los países presentan sus candidaturas para albergar el evento, ya que se considera que es beneficioso para el turismo a largo plazo. La preparación del evento impulsa las infraestructuras y el empleo en el periodo previo a la Copa Mundial y atrae a los turistas durante y después del evento.

Los países invierten mucho en la construcción de estadios, ya que la FIFA impone estrictos requisitos a los estadios desde al menos 2001. Los estadios que acojan la ceremonia de apertura deben tener una capacidad de al menos 80.000 personas, mientras que las sedes previstas para los cuartos de final deben poder acoger a 60.000 asistentes.

Si bien la celebración de la Copa del Mundo tiene dudosos efectos positivos a largo plazo en el turismo y el comercio minorista de los países anfitriones, el impacto en el empleo es sin duda transitorio, ya que el grueso de la creación de puestos de trabajo se produce durante la construcción de los estadios y las infraestructuras relacionadas. Una vez terminada la construcción y finalizada la Copa del Mundo, la situación se normalizará en los países anfitriones y las economías tendrán que esperar un par de años para recuperar totalmente la magnitud de sus inversiones en la organización del evento.

Sudáfrica, que organizó el Mundial de 2010, gastó unos 3.000 millones de libras (4.000 millones de dólares) en sedes y costes de infraestructura, pero sólo obtuvo 323 millones de libras en ingresos debido a que la llegada de turistas fue menor de lo esperado. Sudáfrica y Brasil, que gastaron unos 15.000 millones de dólares en el Mundial de 2002, se encuentran entre las naciones anfitrionas que no pudieron beneficiarse de sus inversiones.

La Copa del Mundo de Sudáfrica es considerada por muchos como un desastre, ya que desencadenó protestas de los trabajadores y de los activistas que estaban en contra del gasto excesivo del gobierno en el proyecto.

Si avanzamos hasta 2022, la Copa del Mundo de Qatar está siendo recibida con reacciones negativas por la forma en que el Estado del Golfo trata a sus trabajadores inmigrantes. Qatar, aunque pequeño, es uno de los países más ricos del mundo según su PIB per cápita. El país exportador de petróleo ha gastado miles de millones en la organización de la Copa del Mundo, que será la primera en el mundo árabe y la segunda que se celebrará íntegramente en Asia, después de la celebrada en 2002 en Corea del Sur y Japón.

Sin embargo, Qatar se enfrenta a protestas tras los informes de que miles de trabajadores inmigrantes han muerto desde que el país comenzó a construir las infraestructuras para el evento hace una década. La Copa del Mundo de 2022 también se ha visto empañada por escándalos de corrupción. El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó hace dos años a Qatar y a Rusia de sobornar a funcionarios de la FIFA para que concedieran a sus países los derechos de organización de los Mundiales de 2018 y 2022.

Impacto en la moneda de los campeones del mundo

Para los campeones, los beneficios económicos de ganar el Mundial también son efímeros. En un informe de 2014, Goldman Sachs afirmó que el vencedor supera al mercado mundial en un 3,5% solo en el primer mes después de ganar. El impulso se desvanece después de tres meses, dijeron los economistas del banco, subrayando que el patrón de rendimiento superior es "bastante consistente en el tiempo."

Al evaluar a los ganadores de la Copa del Mundo entre 2002 y 2018, sólo Francia registró una desaceleración del crecimiento del PIB. Tras ganar el Mundial de 2002, el PIB de Brasil se disparó un 3,1%, más rápido que la expansión del 1,4% de 2001. Italia y Alemania también registraron una aceleración de su PIB tras sus victorias en 2006 y 2014, respectivamente, mientras que la economía española subió un 0,2% en 2010 tras contraerse un 3,8% el año anterior.

En cuanto a las divisas de los vencedores, el euro -la moneda de la mayoría de los países europeos- se comportó mejor que el dólar estadounidense en 2010, cuando España ganó el Mundial, pero quedó rezagado frente al dólar en 2006, 2014 y 2018, cuando Italia, Alemania y Francia se proclamaron campeones de la Copa del Mundo.

El favorito para ganar la Copa Mundial de la FIFA de 2022 es Brasil y podría llevar a un fortalecimiento del real brasileño, que ya ha tenido un año impresionante. El dólar comenzó 2022 a unos 5,6 reales por dólar y desde entonces se ha fortalecido un 20%, hasta los 4,7 reales por dólar. Francia (el euro) e Inglaterra (la libra esterlina) se consideran las dos siguientes favoritas de los aficionados al fútbol.

USDBRL D1

¿Quién es el verdadero ganador en los Mundiales?

Si tanto las naciones anfitrionas como los campeones sólo reciben pocos o ningún beneficio económico de la Copa del Mundo, el claro ganador del evento deportivo internacional es, sin duda, el propio organizador, la FIFA. La FIFA genera ingresos por la venta de derechos de televisión, marketing y licencias para eventos futbolísticos como la Copa del Mundo, mientras que los costes de los eventos de la Copa del Mundo siempre recaen en los países anfitriones.

Se espera que la FIFA obtenga 7.000 millones de dólares de ingresos con la Copa del Mundo de 2022, frente a los 5.360 millones de dólares del Mundial de 2018 y los 4.800 millones de dólares del de 2014.

Inscríbete en el comercio mundial de cu